¿Se pueden eliminar las marcas de acné con láser?

marcas de acne

Tabla de contenidos

 

Pocos afortunados pasan por la adolescencia sin saber lo que es el acné. A algunos se empeña en acompañarnos más tiempo, a veces hasta más allá de la treintena. Y siempre recordaremos a nuestras madres y abuelas advertirnos: “no los toques, o te quedarán marcas”.

Las marcas de acné pueden ser temporales o permanentes. Las temporales son rojeces debidas a lesiones poco profundas, que terminan curando en unas semanas, pero las marcas de acné permanentes son verdaderas cicatrices. La buena noticia es que hoy ya existe tratamiento para las marcas de acné, incluso aunque tu cutis sea fino y blanco como la porcelana.

¿Cómo eliminar marcas de acné?

Al final nuestras abuelas tenían razón, como siempre. La mejor manera de no tener marcas de acné es evitarlas. Esta prevención pasa por tratar el acné con cosméticos, soluciones farmacológicas o tratamientos láser, y por no andar manipulando las lesiones activas de manera incorrecta.

Las marcas de acné que no alcanzan capas profundas de la epidermis terminan recobrando su color natural con el uso de exfoliantes suaves, mecánicos o químicos, y si acaso ayudándonos de algún cosmético despigmentante seguro. Pero cuando la lesión del comedón se ha curado y queda un pozo o una rojez profunda, estamos ante una verdadera marca de acné. Como sucede con las estrías, hablamos de un tipo de cicatriz, menos visible que una quirúrgica, pero sí lo suficientemente seria como para haber causado una rotura visible en las fibras de colágeno.

Las marcas de acné suelen verse rojizas y, dependiendo de tu color natural de piel, esto puede notarse más o menos. Por si fuera poco, lo normal no es tener una o dos marcas de acné, sino muchas, pues no solo se producen por una mala manipulación de los comedones, sino que en ocasiones se forman lesiones con múltiples núcleos o cabezas que, al explotar, dejan de forma inevitable una marca. También puede suceder que un comedón se infecte hasta el punto de formar un forúnculo, y eso es otra marca que nos llevamos de recuerdo.

La buena noticia es que ya existe un tratamiento láser para marcas de acné y es realmente efectivo. No lo confundas con el tratamiento láser para el acné, que se aplica en lesiones activas y busca matar buena parte de las bacterias responsables de la infección que acompaña a los comedones cerrados.

El tratamiento láser para borrar marcas de acné se debe aplicar cuando las lesiones ya se han curado bien y han pasado unas semanas, de manera que tenemos la certeza de que ahí existe una pequeña cicatriz. Entonces, los disparos con radiaciones láser se calibran para que penetren en profundidad en la piel y estimulen la síntesis de colágeno, que reparará la lesión. A su vez, en caso de haber hiperpigmentación en las lesiones por habernos expuesto al sol cuando todavía no se habían curado del todo, se podría usar el láser para igualar el tono de la piel.

Resultados duraderos

Una marca de acné tratada con láser se vuelve indetectable o casi invisible de manera permanente.

Ahora bien, si elegimos tratarnos cuando todavía sufrimos de acné, por edad, medicaciones o desequilibrios hormonales, puede suceder que nos salgan nuevas marcas en otros sitios por las razones vistas antes: no dejar las lesiones curarse como deben, complicaciones en casos de acné severo o tener la mala suerte de que se forme algún forúnculo.

Si esto sucede, necesitamos una nueva tanda de sesiones para borrar las nuevas marcas de acné, por lo que si es tu caso, te aconsejamos que primero controles el problema del acné (recuerda que la terapia con láser es muy efectiva y dura varios meses) y, una vez hecho esto, te centres en eliminar las marcas con la seguridad casi total de que no vas a sufrir otras nuevas, porque tu acné estará siempre bajo control.

Sí, son dos tratamientos diferentes, pero a la larga te evitarás el andar tratando marcas de acné nuevas cada dos o cuatro años.

 

En resumen, las marcas de acné son cicatrices y se pueden eliminar con un tratamiento láser que es diferente del que se emplea para controlar el acné activo. El tratamiento de las marcas de acné con láser exige que la lesión se encuentre completamente curada y es permanente, de manera que si consigues dejar atrás el acné o tenerlo bien controlado, lo más habitual es que solo debas someterte al tratamiento para borrar marcas de acné una vez en tu vida.

En otro caso, las lesiones tratadas no volverán pero sí puedes sufrir la aparición de nuevas marcas de acné causadas por granos infectados que se hayan formado con posterioridad al tratamiento.

Unas pocas sesiones son suficientes para borrar las marcas de acné para siempre, o al menos para hacerlas prácticamente invisibles. El tratamiento consiste en la estimulación de la síntesis de colágeno en la zona cicatrizal y, si fuera necesario, en un tratamiento contra una posible hiperpigmentación. Todo ello se consigue con disparos de luz indoloros, a condición de confiar tu piel a un equipo de profesionales como puede ser el nuestro. Cada tipo de láser requiere de una formación para su manejo, y nosotros trabajamos con tres diferentes y con combinaciones de ellos.

Thais González

Thais González, con más de 20 años de experiencia en estética, es la experta que estás buscando en Mallorca. Es una esteticista apasionada por la innovación tecnológica en tratamientos de belleza. Con formación y certificación en láser y luz pulsada de renombre internacional, su compromiso con la excelencia es reconocido. Publica en su blog y en blogs de estética general, y ha sido destacada en medios como ConSalud y Última Hora. Su enfoque es personalizado, y su empatía con los pacientes garantiza una atención única. Si buscas mejorar tu piel, Thais es la profesional en quien puedes confiar en Palma de Mallorca. Puedes seguirla en LinkedIn y programar una cita informativa para descubrir cómo puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo.

> También puede interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio