En este momento estás viendo Cómo se queda la piel después del láser: cuidados posteriores

Cómo se queda la piel después del láser: cuidados posteriores

Si no te has sometido nunca a una sesión de depilación láser o si has hablado con gente que no se ha puesto en manos de profesionales como es el equipo que compone Dermativa, es probable que estés pensando que depilarse con láser equivale a sufrir una quemadura solar, por lo menos. Nada más lejos de la realidad, siempre que se cumpla con lo firmado en el consentimiento informado, donde se explica cuáles son los cuidados post láser y cuándo debes ponerte en contacto con tu centro de depilación.

Cómo se queda la piel después del láser

Se suele decir que cada piel es un mundo para explicar que, ante iguales tratamientos, se pueden observar reacciones diferentes. Con la depilación láser sucede lo mismo y, aunque pueda sorprenderte, tener una piel muy sensible no te condena a sufrir picor después del láser u otras complicaciones.

Si el láser se ha aplicado bien y no te has olvidado de comunicar si estás tomando algún medicamento o suplemento de herbolario nuevo, lo normal es que tu piel se quede un poco enrojecida tras una sesión de depilación, durante escasas horas. Por tanto, el eritema es menor que el producido por pasar un día en la playa en la mayoría de las pieles claras que usen la correcta protección solar.

Pero también hay quienes no sufren rojez alguna, ni irritación o sequedad, pese a tener la piel reactiva, seca o con problemas dermatológicos. Y hay quienes pueden presentar una rojez que sí recuerda a una quemadura solar o sufrir pequeñas heridas en los poros donde se han hecho los disparos. Si te pasa alguna de estas dos cosas, ponte de inmediato en contacto con el centro de depilación láser porque algo ha ido mal y deben prescribirte un tratamiento tópico.

Cuidados recomendados después de un tratamiento con láser

Aunque pertenezcas al grupo de personas que no experimentan ninguna señal de enrojecimiento, necesitas aplicar los cuidados posteriores a la depilación láser para revertir cualquier posible agresión mínima y para que tu tratamiento ayude también a mejorar la salud de la piel en ciertos casos en los que se prescribe con fines médicos. ¿Cuáles son los cuidados post láser?

Aloe vera o similar

En el centro de depilación te aplican aloe vera puro o alguna crema con este ingrediente como base justo al terminar la sesión. Puedes repetir las aplicaciones cada cierto tiempo. Puedes usar aloe vera o cualquier producto aftersun que ayude a rebajar la temperatura superficial de la piel.

Repite la aplicación antes de acostarte y continúa con ella un par de días.

Filtro solar

Cuando estás depilando una zona con láser necesitas usar siempre un filtro solar, no solo si te expones a radiaciones intensas. ¿Significa esto que no puedes ir a la playa durante todo el verano? No, la cosa no es para tanto si te proteges bien, lo que no puedes es pasar muchas horas durante varios días. Usa la sombrilla, sobre todos los tres o cuatro primeros días tras una sesión.

Exfoliación suave si lo deseas

Cuando recibes una sesión láser hay pelos que se caen y otros se queman y forman una especie de bolita. Esas bolitas terminan cayendo en dos o tres días, pero si te incomoda su presencia puedes usar un exfoliante mecánico suave la misma noche en que te has dado la sesión para ayudar a que se caigan ya. Lo que no debes usar es la pinza de depilar, eso jamás.

Es posible que, transcurridos unos días, de nuevo asomen unos puntitos oscuros que no son más que restos de vello quemado que, de nuevo, caen por sí solos. En caso de no tener paciencia, un suave scrub te libra de esos puntos negros en un abrir y cerrar de ojos.

Utiliza ropa cómoda

El día de la sesión y los siguientes, es mejor que uses ropa más ancha y transpirable. Ganarás en comodidad y evitarás irritaciones innecesarias.

 

Los cuidados de la piel tras una sesión de depilación láser son similares a los que deberían llevarse a cabo tras tomar el sol, y se mantienen durante al menos dos días para estar seguros de que la piel no sufre. Hay pieles más reactivas que otras ante la radiación láser, por lo que un ligero enrojecimiento pasajero es algo normal.

El resto de cuidados postdepilatorios consisten en proteger la zona depilada con láser de los rayos ultravioleta y en avisar de inmediato si tras una sesión algo no va bien, para ponerle remedio sin que queden marcas o haya complicaciones.

Thais González

Hola soy Thais González, esteticista de corazón especializada en las infinitas posibilidades de las plataformas láser y luz pulsada desde 2007. Trabajo en Dermativa mi centro de Palma de Mallorca. Soy formadora y técnica certificada en equipos de luz. Trabajo con marcas que marcan diferencias como Alma Lasers, Syneron Candela, Indiba e IPL Nova.

Deja una respuesta