Arrugas en el escote y cuello: cómo quitarlas y rejuvenecerlos

Arrugas en el escote y cuello: cómo quitarlas y rejuvenecerlos

 

La piel del escote y cuello es una piel delicada y fina. Tiene poca cantidad de sebo en la capa hidrolipídica por lo que tiende a la deshidratación y a la pérdida de luminosidad y firmeza con el paso de los años.

Se trata, además, de un área cutánea muy expuesta al sol y a los agentes ambientales. El escote y el cuello son, junto a la cara, las zonas de nuestra piel que más exponemos y que más evidencian el paso del tiempo, por lo que cada vez más personas están interesadas en tratamientos que ayuden a mantenerlas bonitas y rejuvenecidas.

Los malos hábitos alimenticios, el consumo de tabaco y la exposición a los rayos ultravioleta aumentan considerablemente el progresivo envejecimiento de la piel de esta zona.

El máximo interés se centra en el rejuvenecimiento de las arrugas del escote, la eliminación de manchas y la mejora del aspecto de las arrugas del cuello.

Dentro de la amplia gama de tratamientos sin cirugía, cabe destacar, por su alta eficacia, los tratamientos con luz pulsada y los tratamientos con láser.

Tratamiento con luz pulsada

La luz pulsada se ha convertido en los últimos años en una técnica de referencia en los gabinetes de estética.

Se trata de un tratamiento sin riesgos ni complicaciones, resultando una alternativa cómoda y muy fiable frente a la cirugía estética.

La luz pulsada es una emisión de luz de banda ancha policromática. Sus efectos dependerán de los filtros de luz que se utilicen, que varían según el objetivo prioritario que queramos obtener en la piel.

Encontraremos, en la mayoría de los tratamientos con luz pulsada, un excelente rejuvenecedor de la piel, mejorando la apariencia de arrugas y manchas, así como de las zonas de piel más fina y flácida. Aportan mucha luminosidad, dando sensación de brillo en la piel, y dan un excelente resultado en pieles envejecidas por efecto del sol.

Los efectos de la luz pulsada tienen lugar cuando, al penetrar hasta la dermis, se produce una estimulación del aporte sanguíneo, de modo que se acelera la formación de colágeno, lo que mejorará la calidad de la piel en cuanto a textura y grosor.

Los efectos secundarios son apenas evidentes, provocando un ligero enrojecimiento y, en ocasiones, cierta inflamación. No provoca dolor y los resultados serán visibles desde la primera sesión.

Tratamiento con láser

El rejuvenecimiento de cuello y escote con láser resulta ideal para pieles fotoenvejecidas, así como para las pieles con marcas o imperfecciones. Logra una evidente disminución de las arrugas finas, aumentando el tono general de la piel.

El láser es un haz de energía muy intenso que reduce el tamaño de las fibras de colágeno. Los tratamientos con láser para cuello y escote tienen una amplia trayectoria y existen diversas aplicaciones según las necesidades particulares de la piel.

Los efectos secundarios de su aplicación son muy llevaderos, tales como picor, hinchazón o enrojecimiento moderados.

En definitiva, tanto el láser como la luz pulsada están indicados ampliamente por  su alta rentabilidad y por ser muy efectivos en el tratamiento de una zona delicada de la piel, cuyo rejuvenecimiento es cada vez más demandado.

Deja un comentario

Cerrar menú